sábado, 28 de diciembre de 2013

Oil Crash: año 8



Queridos lectores,

Una vez más llega el momento de hacer balance de este complicado año 2013 que sólo presagia más problemas para el 2014. Un año intenso y difícil de resumir, puesto que tener una visión global de él es esencial para descifrar las claves del futuro próximo. Como siempre, la selección de eventos es completamente subjetiva y por supuesto muy incompleta, pero espero que a pesar de éstas y otras carencias les pueda ser útil.

  • Perfect Storm: Durante este año se ha publicado un informe muy significativo, que lleva por título: "La tormenta perfecta: energía, finanzas y el fin del crecimiento" (en inglés). Aparte de lo interesante de lo que en él se discute y la claridad y sencillez de los argumentos, destaca el hecho de que quien ha patrocinado este estudio es la firma de intermediación financiera Tullet Prebon. Una frase a destacar (página 11): "Uno de los problemas con la economía es que sus practicantes predican la concentración del dinero, cuando resulta que el dinero es más bien el lenguaje y no la sustancia de la economía real. En última instancia la economía es - y siempre ha sido - una ecuación de excedentes energéticos, gobernada por las leyes de la Termodinámica y no las del mercado". 
  • Informe 2013 del Energy Watch Group: En Marzo se publicó la actualización del último informe, que databa de 2008, de este grupo alemán de analistas energéticos. En ese informe se contabiliza la pequeña variación positiva asociada al shale oil, pero a pesar de que el informe es un poco optimista, a mi modo de ver, sobre el uranio, la actualización sobre los datos del carbón y el gas hacen el horizonte para el cenit del total de la energía sea el 2018.
  • Año sin verano: Como explicamos en el post correspondiente, este año se ha producido con mayor intensidad que en los años anteriores un bloqueo de masas de aire frías sobre Europa al principio del verano del Hemisferio Norte, consecuencia de los cambios paulatinos que se están dando en los patrones de circulación atmosférica como consecuencia del cambio climático, y particularmente en la estructura de la corriente de chorro polar ártico. Afortunadamente el bloqueo se resolvió a comienzos del Julio y tuvimos un verano normal a partir de ese momento. Sin embargo el futuro de los próximos años se presenta complicado, y si la tendencia se consolida podríamos llegar a tener años con veranos fallidos en Europa desde el punto de vista agrícola por exceso de lluvia o falta de calor, mientras que en otras partes las olas de calor se van haciendo más frecuentes e intensas. Para acabarlo de empeorar, la probable repetición de los bloqueos fríos durante el invierno puede desencadenar inviernos muy crudos en la vieja Europa. La cuna de la civilización puede volverse climáticamente bastante inhóspita.
  • Año de revueltas: Lo que comenzó siendo una represión a gran escala del Gobierno de Damasco contra las revueltas de protesta ha degenerado en una verdadera guerra civil en Siria, cuyo futuro es bastante incierto. A pesar de anunciar su intención firme de intervenir militarmente en el conflicto para detener la utilización de armas químicas (sin que se aclarase si las usaban el Gobierno o los rebeldes), los EE.UU. finalmente dieron por buenas las explicaciones del Gobierno sirio y renunciaron a involucrarse, quizá por que preveían el bloqueo del Gobierno de los EE.UU. que sobrevino semanas después. El conflicto de Siria es fruto de muchos factores, y entre ellos hay uno que conviene destacar: el fin de las exportaciones de petróleo como muestra el siguiente gráfico de Gail Tverberg.
    Siria es una auténtica bomba maltusiana, como también lo es Egipto y por similares razones; no es por tanto sorprendente que en Egipto las revueltas de 2011 se hayan vuelto a reproducir este año, puesto que en Egipto no sólo falta libertad sino petróleo para exportar.
    Otro país que dejó de ser recientemente exportador, Argentina, ha experimentado recientemente, a mucha menor escala afortunadamente, cierta inestabilidad con una oleada de saqueos por todo el país cuya finalización es incierta.
    El año que viene algunos países más se podrían unir a esta tendencia de países que al dejar de ser exportadores de petróleo se vuelven inestables, y un firme candidato a ello es Yemen.
  • Escasez global de combustibles: La Agencia Internacional de la Energía alimenta la falacia de que la producción de petróleo aumenta porque lo que aumenta es la producción en volumen (no en energía) de todos los líquidos del petróleo, una vaga categoría que incluye cosas disímiles, incluyendo los denominados Líquidos del Gas Natural (NGL) que sólo abusivamente se pueden considerar como sustitutos del petróleo (como explica James Hamilton en este enlace). Lo cual es especialmente grave si se tiene en cuenta que justamente sin los NGL la producción de todos los líquidos del petróleo estaría ya en declive. Según el propio informe anual de la AIE hay problemas de suministro de combustibles cada vez más frecuentes en el Sudeste Asiático y en otros diversos países, como Pakistán o Argentina. La situación en México o Venezuela no permite augurar tiempos nada tranquilos (por no hablar los problemas del mercado interno ruso). Muchos de los países que mencionamos tuvieron problemas de suministro en el pasado, pero nunca antes tantos países han tenido el mismo problema al mismo tiempo (salvo durante las Guerras Mundiales).
  • El fin del sector fotovoltaico español: Este año el Gobierno español aprobó el enésimo decreto regulando la producción de electricidad renovable (el séptimo en un año). La historia es larga y complicada (pueden leer un excelente artículo de Pedro Prieto detallando todo el viacrucis del sector; yo mismo hice una reseña bastante más breve sobre el particular) pero la esencia del problema es que el Gobierno ha suprimido de facto las bonificaciones a la producción renovable y ha añadido muchísimas más condiciones a la producción, con graves consecuencias en particular sobre el sector fotovoltaico español . Los problemas sin embargo no son únicos de España (lo que es genuinamente español es la sobrerregulación y un cierto grado de amiguismo con las grandes eléctricas), y así incluso en Alemania se están comenzando a plantear preguntas incómodas. El problema mayor es que la electricidad es un tipo de energía especializada que se usa no como sustituto, sino como complemento de otras, y faltando éstas (y particularmente el petróleo) el consumo eléctrico acaba cayendo. Y puesto que el coche eléctrico no está tomando el relevo del petróleo en particular en la automoción privada (las razones de lo cual ya las explicábamos hace tres años) el sector eléctrico está condenado a entrar en crisis. Eso en todos los países occidentales; en España el problema empieza  tomar dimensiones grotescas debido al déficit de tarifa. Sin duda, el año que viene se seguirá hablando y mucho de energía (identificándola cuando convenga con "electricidad" a pesar de que la energía eléctrica sólo representa el 21% de la energía final en España y sólo el 10% a escala mundial).
  • Los BRICs echan el freno: A pesar de que aún se pueden leer algunos artículos alabando la abundancia de oportunidades en los países conocidos como BRIC (Brasil, Rusia, India y China) lo cierto es que todos ellos están actualmente mostrando signos de desaceleración - por decirlo suavemente- más o menos pronunciados. Lo cual merecerá un post futuro, sin duda, y será un tema a tratar extensamente durante el año que viene.
  • La nueva burbuja inmobiliaria global: Como ya explicamos profusamente es completamente obvio que la lección de las hipotecas subprime no se aprendió en absoluto y ahora mismo se está produciendo una nueva burbuja inmobiliaria sólo que esta vez es a escala global. El pobre consuelo es que esta vez España no está participando de esta fiesta, aunque la razón es que está con la profunda resaca de su propia burbuja inmobiliaria que le explotó en 2008.
  • La Vía Catalana: El 11 de Septiembre de este año varios centenares de miles de catalanes formaron una cadena humana de norte a sur de Cataluña, reclamando la independencia de este territorio. El desafío independentista llega un año después de la gran manifestación de 2012 y será seguida por algún gran evento el año que viene, aunque sea difícil que tal evento sea el referéndum convocado por algunos partidos catalanes. Como explicamos en el post precedente, lo que pasa en Cataluña puede acabar siendo una vía para hacer una suspensión de pagos parcial de la deuda española. En todo caso, está claro que se está entrando en una dinámica negativa y viciada que por fuerza sólo puede acabar mal.
  • World Energy Outlook 2013: El 12 de Noviembre la Agencia Internacional de la Energía publicó su informe anual, lleno de detalles interesantes para el que se toma la molestia de leérselo. Entre otros, se reconoce explícitamente en el texto que la producción de petróleo crudo ya está en declive que no va a ser compensado por los nuevos tipos de yacimiento, ni siquiera con el fracking. No sólo eso: la AIE se descuelga con un inquietante gráfico que avisa que si no se produce una inversión significativa durante los propios años (que por cierto es lo contrario de lo que, según ellos mismos cuentan, está pasando ahora mismo) la producción de todos los líquidos del petróleo excepto NGL podría caer muy rápidamente en un puñado de años (ver gráfica):
    Lo cual da sentido al temor que expresa el meme que acuñó Manuel Casal: en vez del Horizonte 2020 que es el actual leit motiv de la Unión Europea, Manuel nos propone el Horizonte 1515: "En 15 años la energía neta que proporcionará el petróleo será sólo el 15% de la actual". Para acabarlo de agravar, un análisis detallado de los números que presenta la AIE en el último WEO indica que, incluso habiendo una inversión adecuada en el escenario de referencia que ellos toman, se produciría igualmente un paulatino declive del volumen de todos los líquidos del petróleo producidos (en este caso, incluyendo incluso los NGL) antes de 2035.
  • El fracking se fractura: A principios de este año hicimos un análisis del fenómeno del fracking en los EE.UU. y de su nula rentabilidad. Durante este año las noticias que han ido llegando, sobre todo en los últimos meses, confirman que el experimento ha sido principalmente una burbuja especulativa que ya está empezando a desinflarse, dejando detrás pérdidas cuantiosísimas para las empresas extractivas que creyeron en él, y cada vez más diarios (en los EE.UU.; en el resto del mundo el tema se trata con sordina) hablan abiertamente del fiasco que ha supuesto el fracking.



¿Llegan ya los brotes verdes en el caso de España? Aunque la balanza de pagos española sigue dando buenas noticias, el conjunto de la economía hispana no acaba de remontar. Desde el punto de vista específicamente de la energía, hace unos días la prensa recogía la noticia de que 21 empresas españolas detienen la producción por los altos costes de la electricidad, y cada día nuevas empresas se incluyen en esta nómina. Y eso sin contar con el dogal legislativo que está a punto de caer (el cual será el tema de uno de los primeros posts del año que viene).


Salu2,
AMT

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

La sección de comentarios de este blog ha sido clausurada por ser imposible su gestión. Disculpen las molestias. Pueden seguir comentando en el Foro OilCrash: http://forocrashoil.blogspot.com.ar/

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.